Buscar

GUÍA PARA QUE PYMES SALGAN DE LA CRISIS POR COVID-19

*Publicado originalmente en El Empresario





Entre las recomendaciones que brindan especialistas están el tener un mejor control de gastos y eliminar aquellos que no sean necesarios para que el negocio siga operando.

Las crisis obligan a las empresas a actuar de forma rápida y ver a corto plazo, tomar las mejores decisiones es crucial para el negocio, pero hacerlo sin tener un plan puede ser catastrófico.


Para actuar de la mejor forma y mitigar los efectos negativos, las pequeñas y medianas empresas, así como los emprendimientos requieren reconocer la realidad de su negocio, aceptar que el camino va a ser difícil o que lo peor ha llegado.

En situaciones como la que viven actualmente los negocios, donde han tenido que cerrar temporalmente para evitar la propagación del Covid-19, se requiere tener una estrategia para sacar a flote el negocio, no sólo de esta crisis, sino que prospere y perdure por años.

Mario Rizo Rivas, profesor de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, dice que los negocios tienen que iniciar por hacer una revisión exhaustiva de gastos, pues en “época de vacas gordas se gasta más” y ahora que la situación es diferente, es momento de reducir gastos, de hacer un análisis de cuáles son las cosas que no se requieren para que el negocio siga operando.


Por ejemplo, si tienes la prestación de préstamo de vehículos, viajes o habías destinado gran presupuesto a marketing, será hora de analizar si aún es conveniente o reducir el gasto; sólo invertir en canales de venta que tiene retorno inmediato.

“Revisar qué activos tengo que no utilizo, uno de los más comunes es el inventario, que suele acumularse mercancía que no se utiliza, por eso es importante revisarlo y ver qué puedo liquidar y convertirlo en efectivo, y que cuando regrese la época de operación normal, tener un inventario que circule más rápido”.


El personal

El manejo de personal también es importante; se tiene que hacer una revisión porque pueden tenerse puestos que no se necesitan, “no estoy hablando de despedir gente, sino de ordenarlos de forma más efectiva”.

En esto también coincide José Elías González, profesor del Área de Dirección Financiera del IPADE Business School, quien detalla que en momentos de crisis hay que detener las nuevas contrataciones, a menos que sean necesarias. También hay que tener pláticas uno a uno con los colaboradores, “informarles que la situación es crítica y que se podrían eliminar bonos o ser diferidos, pero que el sueldo seguirá a 100%, incluso llegar a negociaciones con los empleados y conocer sus inquietudes; darles certeza ante la contingencia”.

Los especialistas coinciden en que renegociar es una estrategia que les permite a las pymes tener liquidez, pues se puede dialogar con los proveedores para aplazar pagos o diferirlos. “Ningún trato está escrito en piedra”, menciona González.


Lo peor ha llegado

Aunque suene catastrófico, saber que lo peor ha llegado puede ayudar; pero tranquilo, sólo es temporalmente. Saber la situación actual de tu negocios y el nivel de endeudamiento ayuda a plantear una nueva estrategia, que se divide en dos partes.

La primera te ayudará a actuar día con día y enfocarte en la operación del negocio, lo cual implica reducir las iniciativas a futuro. La segunda es plantear una estrategia a largo plazo, es decir, hacia donde tiene que ir el negocio para que a largo plazo los ingresos aumenten, ya sea que migre a e-commerce o adelantar ofertas y planes de servicios.


Y las empresas familiares

En el caso de las empresas familiares, es importante que el fundador y su familia sean los primeros en poner el ejemplo. “Me han tocado en tres empresas familiares, que decidieron ser los primeros en quitarse el sueldo por los tres meses siguientes, otros se lo han reducido a 50%, porque es el mensaje de concurrencia que quieren mandar a sus colaboradores”, menciona Rizo.


En este tipo de empresas, la comunicación entre los miembros de la familia es esencial para evitar conflictos, pues tendrán que ajustar sus gastos personales.

En la primera etapa de la crisis se ajustan los gastos de la empresas, en la segunda los miembros de la familia ajustan su sueldo y/o gastos, y en la tercera se negocia con los trabajadores para que haya un ganar-ganar, ya sea que tomen vacaciones, trabajen de forma escalonada o trabajen desde casa y en la medida de lo posible no llegar a la reducción de sueldos.




*Publicado originalmente en El Empresario

¿Cómo te podemos ayudar?

Contáctanos, será un placer atenderte.

Farías Process
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle

Copyright © 2020 Farías Process, S.A. Av. Patriotismo 570, San Pedro de los Pinos, CDMX. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Pinterest - White Circle
0